jueves, 28 de septiembre de 2017

Publicidad original, y otras imágenes divertidas, curiosas y WTF!

 






El primer smartphone que repele mosquitos

La compañía surcoreana LG ha anunciado el K7i, un smartphone que no destaca por ser un tope de gama o por contar con un diseño peculiar, sino por incluir una carcasa que actúa como repelente de mosquitos.


Es posible que alguno ya esté pensando que es una idea absurda, pero lo cierto es que hay países en los que los mosquitos se han convertido en un grave problema por sus picaduras (sobre todo en personas alérgicas) y por las enfermedades que pueden transmitir a través de ellas.

Esta realidad convierte al LG K7i en una opción interesante para países emergentes y con menos recursos como la India por ejemplo, que es de hecho el mercado principal al que va dirigido el LG K7i.

¿Y cómo logra repeler a los mosquitos?
Esa carcasa integrada no utiliza ningún tipo de químicos sino que recurre a un sistema de ultrasonidos que emite ruido en un rango de 30 kHz, es decir fuera del límite humano que como sabrán muchos de nuestros lectores llega hasta los 20 kHz.

Esto quiere decir que no afecta a los seres humanos, pero LG no ha explicado los posibles efectos que pueda tener en mascotas como perros y gatos, cuyos sistemas auditivos son capaces de llegar hasta los 45 kHz y 65 kHz respectivamente.

A nivel de especificaciones este smartphone cuadra como un modelo de gama baja, ya que cuenta con una pantalla de 5 pulgadas con resolución de 854 x 480 píxeles, procesador de cuatro núcleos a 1,1 GHz, 2 GB de RAM, 16 GB de capacidad de almacenamiento ampliable, cámaras de 8 MP y 2 MP y batería de 2.500 mAh. 




El pene se puede fracturar y esto es lo que ocurre (y duele)

Creo no equivocarme mucho si digo que las conversaciones entre hombres acerca de la fractura de pene han sido escasas. Seguramente por dos razones. Primero, porque no es frecuente que ocurra. Segundo, porque de tener la fractura, es lo último en la vida que quieres volver a recordar.

Los estudios cuentan que alrededor de uno de cada 100 mil hombres ha sufrido alguna vez esta espantosa dolencia, en realidad un tipo de traumatismo. En algunos casos agravado por el silencio del sujeto, hecho que produce que el traumatismo termine en algo crónico. Sin embargo, hay algo que no cuadra, ¿cómo demonios existe la fractura de pene si no existe hueso?

Sin erección no hay fractura
Empecemos por el principio. Las erecciones en el hombre son endurecimientos en el miembro que se producen como consecuencia de una serie de interacciones psicológicas, neuronales, basculares y endocrinas. Dicho de una forma sencilla, una erección aparece cuando el cerebro se estimula (de formas muy variadas) y solicita al miembro a través de una especie de mensajeros químicos emitidos a través del sistema nervioso central.

El mecanismo es posible gracias a las dos cámaras del pene humano, los llamados cuerpos cavernosos que ocupan el largo del órgano. Además, un tejido esponjoso que contiene músculos lisos llena dichas cámaras. A su vez, los cuerpos cavernosos están rodeados por un membrana gruesa, la denominada túnica albugínea. Esta ayuda a atrapar la sangre en los cuerpos cavernosos de manera que sostiene la erección.


Cuando los músculos del pene se contraen para detener el flujo de entrada de la sangre y abrir el flujo de salida de los canales, la erección se revierte. Esta es a grandes rasgos la “mecánica” de una erección.

Aunque varía (y mucho), una erección media puede durar entre 30-45 minutos, en cualquier caso, hasta que el órgano o cerebro ya no esté estimulado o, quizás, eyacule. En ese momento, el exceso de sangre se drena y el flujo sanguíneo dentro y fuera del pene vuelve a la normalidad.

Tras la erección, llega la fractura
No hay que temer a una erección, pero lo cierto es que es justo en ese momento cuando puede surgir una fractura. Y sí, no existe hueso y no debería tomarse como fractura, pero el dolor y las consecuencias son prácticamente iguales.

Cualquier app tarda medio segundo en saber dónde has estado en los últimos años

Una app cualquiera tarda medio segundo en saber dónde has estado en los últimos años. Puede trazar una línea de tus movimientos y deducir dónde trabajas, dónde estudias, qué haces en tus horas libres o dónde pasas las noches. Puede adivinar incluso si viajabas en avión, en tren o en coche.

Medio segundo.


Todo lo que tienes que hacer es darle a “Permitir” cuando el teléfono te pregunta si quieres otorgarle acceso a tus fotos.

¿Sabes a cuántas aplicaciones has dado permisos para ver tus fotos desde que tienes el teléfono? Si eres usuario de iOS, puedes comprobarlo en Ajustes > Privacidad > Fotos. Seguro que hay unas cuantas, incluida esa app china que te cambia la cara con filtros y que usaste una vez y olvidaste.

No estoy descubriendo la pólvora. Esto es algo que ocurre porque cada vez hacemos más fotos, y esas fotos contienen metadatos como la fecha, la hora y la ubicación en la que hicimos la captura, la velocidad a la que se movía la cámara y el modelo del dispositivo con el que tomamos la imagen.

Al permitirles acceso a nuestra galería, los desarrolladores pueden extraer esos metadatos y trazar una ruta precisa de nuestros movimientos a partir de la información del GPS. Para probarlo, Felix Krause, programador de iOS y fundador de fastlane.tools (ahora propiedad de Google), ha publicado una aplicación en la App Store que no hace más que eso: pedir acceso a tus fotos y dibujar, en medio segundo, un trazado de los lugares donde has estado.

Puedes probarlo descargando DetectLocations en tu iPhone. Es inquietante descubrir la precisión del teléfono al geolocalizar las imágenes: hasta en una misma calle, siempre que cuente con cobertura suficiente, el GPS calcula con exactitud dónde estabas, mientras que otros datos EXIF como la velocidad de la cámara pueden revelar las fotos más “rápidas” de tu galería, tomadas casi siempre a través de la ventana de un avión o un tren.
¿Qué está pasando aquí? Con iOS 9, Apple retiró el framework AssetLibrary y pidió a los desarrolladores que empezaran a usar las API de PhotoKit. Este nuevo framework dejó de requerir permisos de localización y empezó a incluir los metadatos del GPS en todos los objetos de fotos y vídeos. Basta con que el usuario otorgue el permiso de ver la galería para que cualquier aplicación pueda acceder a todas las imágenes y su geolocalización.

Pero no solo es cosa de iOS. Amal Kakaiya, un desarrollador de Android, consiguió reproducir los hallazgos de Krause usando únicamente los permisos de acceso al almacenamiento de su teléfono. Con estos permisos pudo marcar sobre el mapa todos los lugares donde había hecho fotos.

Si eso te preocupa, una solución drástica sería desactivar la geolocalización de tus fotos desde los ajustes de la cámara. También puedes retirar los permisos o eliminar las aplicaciones de las que no te fíes, pero una mejor solución por parte de Apple y Google sería separar los permisos de fotos o almacenamiento de los permisos de localización. Así los usuarios tendríamos el poder de elegir, y no quedaríamos expuestos por defecto.




Antiguas armas creadas para matar todo (y a todos!)







No seré un experto, pero estos arreglos me quedaron bastante bien







Muñec@s de carne y hueso que viven entre nosotros







La belleza de la comida







Humor moderno







Los objetos mas curiosos usados por los espías durante la guerra fría

El sigilo y el disimulo que exige la profesión de espía cobró forma durante los años de la Guerra Fría en diminutos mecanismos ocultos y camuflados en los objetos cotidianos más impensables. Estos son algunos de los dispositivos que los espías estadounidenses usaron para hacer frente al espionaje soviético y que han sido presentados en una exposición del museo de la CIA.

Libélula mecánica voladora.

Cámara instalada en una caja para tabaco.

Cámara instalada en una caja para tabaco.

Equipo de herramientas para la instalación de micrófonos.

Dispositivo para abrir sobres sin dañar los sellos.

Un turrón de maní fue clave para la invención del microondas

Todo comenzó con una barra de turrón de maní que se derritió en un bolsillo.

Fue este aleatorio incidente el que le dio origen a uno de los electrodomésticos más populares en la actualidad: el microondas.

Corría el año 1945, y en un laboratorio en Estados Unidos, el ingeniero Percy Spencer realizaba experimentos con el magnetrón, un dispositivo que produce señales de radio.

Spencer supuso que esas ondas fueron las que derritieron el dulce que tenía en el bolsillo, así que decidió probar su hipótesis con un huevo crudo y unos granos de maíz. Los expuso a los rayos del magnetrón y voilà: el huevo le explotó en la cara y los granos de convirtieron en palomitas de maíz.

Un tiempo después, la empresa para la que trabajaba Spencer, Raytheon, patentó el uso del magnetrón para cocinar y así nació el primer microondas, llamado "Radarange".

Al principio, sin embargo, el invento no fue exitoso.

"El primer microondas comercial llegó al mercado en 1947, pero muchos consumidores se mostraban reacios a comprarlos. Las ventas iniciales fueron muy bajas", afirma J. Carlton Gallawa, autor del Manual de Servicio del Microondas.

El rechazo no sorprendía a muchos, el aparato era enorme y costoso: pesaba 340 kilos, tenía una altura aproximada de 1.70 metros y costaba US$5.000 (lo que sería equivalente a alrededor de US$50.000 actuales).

"Los primeros microondas -nosotros teníamos uno en casa- eran del tamaño de un refrigerador y requerían alrededor de 20 minutos para calentarse y ser utilizados", le dijo a la publicación Business Insider Rod Spencer, nieto de Percy Spencer.

Y añade: "Eran muy potentes, eso sí, 10 veces más que los actuales. Una papa se cocinaba en 30 segundos".

El restaurante que colgó una vaca en el techo

No hay noticias de ningún restaurante que eso de sorprender a los clientes se lo haya tomado tan al pie de la letra como el Etica, que sin ser vegano ni vegetariano, ha colgado una vaca lechera del techo para que se tenga clara cuál es la realidad de consumir productos animales.


Los dueños del Etica, una pizzería de Adelaida, en Australia, y que sirven carne y lácteos, han afirmado que “La presencia de Schvitzy, como se la llamaba cariñosamente, es voluntariamente turbadora. No ha sido colgada para decorar”, afirmaron Federico y Melissa Pisanelli.”La instalación tiene una misión: quiere apuntar a la verdadera consecuencia de consumir leche”.


"No queremos influir en si alguien debe o no comer lácteos, sino que queremos urgir a nuestros clientes a entender el origen de su comida para tomar decisiones conscientes sobre qué comer. (...) Es fácil criticar la ética de los demás si se opone a la nuestra: Ética cree que es mucho más poderoso tomar una decisión informada que adoptar una ideología que no comprendes del todo", añadían, como si la ideología fueran unas gafas que puedas quitarte y ponerte.


Señalan también que esta vaca de ocho años de la raza frísia-hereford fue “comida entera” antes de que la colgaran rellena como un peluche. Las críticas no han tardado en aparecer y más de 4.500 ya han firmado una petición online para que se baje a la vaca.

"Es una representación de la disonancia cognitiva que existe en nuestra sociedad y crea un espacio para que la gente esté más a gusto con la muerte y la tortura de otras especies. Es obsceno y queremos que la bajen tan pronto como sea posible", han argumentado los detractores.

La polémica cuelga del techo en el recién abierto restaurante, que tiene la estructura de un matadero de principios de siglo, con grandes cristaleras.