sábado, 29 de julio de 2017

Las películas "Dunkerque" e "Interestelar" son tan memorables debido a una ilusión auditiva

Nolan acaba de estrenar Dunkirk, su aproximación a la Segunda Guerra Mundial a través de los acontecimientos ocurridos en Dunkerque. La crítica habla de su película más redonda, palabras mayores para un tipo que cuenta con The Dark Knight o Interstellar. Todas brillantes y memorables, todas con un truco auditivo.


Para ser más precisos, deberíamos hablar de ilusión sonora. En el transcurso de una entrevista hace unas semanas con motivo de la promoción de Dunkirk, un periodista le preguntó al director por esas partituras que hacen de sus películas un espectáculo tan intenso.

Obviamente, para ello debía hablar de ese tándem que forma con el compositor Hans Zimmer. Ante la pregunta, Nolan reveló parte del secreto que hace de la música de sus films uno de los actores más importantes. De hecho, desde The Prestige todas sus producciones nos mantienen en tensión gracias a un tal Shepard. Esta fue la respuesta del director: El guión de Dunkirk fue escrito en conjunto con las partituras principales. A decir verdad, hay una ilusión sonora, si se quiere, en mis películas llamada “escala de Shepard”. Con mi compositor David Julyan en “The Prestige” exploramos eso y basamos una gran cantidad de la partitura alrededor de la escala.

Se trata de una ilusión donde hay una continua ascensión de tono. Es un efecto sacacorchos. Siempre sube y sube y sube pero nunca sale de su rango. Y escribí el guión de acuerdo con ese principio. En Dunkirk entrelazo las tres líneas de tiempo de tal manera que hay una sensación continua de intensidad. Así que quería construir la música sobre principios matemáticos similares.

Poco después le envié a Hans una grabación que hice de un reloj que tengo con un tictac particularmente insistente y empezamos a construir la pista de ese sonido, y luego trabajamos desde ese sonido y construimos la música mientras construíamos el corte de imagen. Así que hay una fusión entre la música, los efectos de sonido y la imagen que nunca hemos sido capaces de lograr antes.

La escala Shepard
Cuando Nolan habla de la escala de Shepard se refiere a un tipo de ilusión auditiva, el equivalente sonoro a una ilusión óptica. Un “truco”, si se quiere, donde el oyente escucha sonidos que no están presentes en el estímulo, una especie de sonido imposible que engaña al cerebro.

El efecto, llamado así por el psicólogo Roger Shepard, es el resultado de una escala musical que produce la sensación de ser infinita. El efecto se produce por la superposición de las denominadas como ondas sonoras sinusoides (ondas de presión en esferas concéntricas expansivas) separadas por octavas.

En este caso, cuando la base del pitch (la armonía) sube o baja, el sentido de la escala también parece variar. En ese instante, nos produce una sensación donde cada tono parece que es más alto o más bajo que el anterior, nos concentramos en los cambios entre las notas más próximas y omitimos el resto. Sin embargo, es una ilusión, no es así realmente.

Esto es lo que hace Nolan para que las bandas sonoras de películas como Interstellar o The Dark Knight sean tan memorables y protagonistas en la historia. No es el único caso, artistas como Pink Floyd (con Echoes) o Queen (con A Day at the Races) han jugado con esta psicodelia sonora que nos explota en la cabeza casi sin darnos cuenta.

Así que si vas a ver en los cines Dunkirk, acuerdate de la escala. El propio Nolan sugiere que el último film ha alcanzado cotas difíciles de superar fusionando el score con las imágenes. Eso, en gran parte, se le debemos al psicólogo californiano que descifró la ilusión, Roger Shephard.



Cuando sepas por qué tu perro persigue su propia cola, ya no te parecerá divertido

Los perros no solamente son unos compañeros fabulosos. También hacen cosas muy graciosas. Una de ellas es intentar alcanzar su propia cola y acabar corriendo en círculos. Parece un juego pero, si lo hacen muy a menudo, no tiene ninguna gracia. Es es el síntoma de algo más preocupante.


Perseguir su propia cola durante horas es uno de los síntomas del Trastorno Obsesivo Compulsivo Canino (TOCC). Aquí es importante subrayar la expresión durante horas. Es normal que un cachorro descubra su propia cola y trate de alcanzarla. Tampoco es raro que un adulto lo haga de vez en cuando tratando de rascarse o simplemente jugando. El problema es cuando comienzan a hacerlo compulsivamente.

Los perros con TOCC se caracterizan precisamente por eso, por caer en rutinas en las que repiten una determinada conducta sin parar. El tipo de comportamiento varía en función de la raza del perro. Algunas de las conductas más típicas del TOCC son:
  • Perseguirse la cola
  • Ladrar
  • Rascarse
  • Lamerse
  • Morder y masticar objetos como piedras o muebles
  • Morderse sus propias patas
  • Orinar y defecar en lugares extraños
A veces las conductas del perro se orientan a un entorno específico. Algunos perros se lanzan al agua en cuanto la ven y se niegan a salir. De nuevo, la clave de todo esto es la repetición. Todos los perros ladran, se lamen y se rascan, pero cuando lo hacen de manera continua e incontrolada es cuando puede ser el síntoma de un problema mayor. Los síntomas de TOCC suelen aparecer, como pasa con los seres humanos, cuando el perro entra en su pubertad.

No se sabe a ciencia cierta qué causa el TOC. Se cree que existe una propensión genética, pero los perros que han sufrido malos tratos en algún momento de su vida, o que viven en situaciones de estrés son más propensos a sufrirlo.

La buena noticia es que el Trastorno Obsesivo Compulsivo Canino tiene tratamiento. Para mitigarlo, los veterinarios prescriben fármacos muy parecidos a los que se usan en seres humanos, como el Prozac. Cambiar el entorno en el que vive el perro por uno que le sea más agradable y tranquilo también ayuda. Lo que en ningún caso sirve de nada es castigar al animal porque sencillamente no puede evitar caer en esos comportamientos.




Ahora Batman también tiene superpoderes

En el tráiler de Justice League hay un momento en el que Flash le pregunta a Batman cuál es superpoder. El hombre murciélago le mira de reojo y responde: -Soy rico- Aún no se ha estrenado el film, pero el chiste ya no es válido. Ahora resulta que Batman es un metahumano con superpoderes.


De momento el cambio no afecta a las películas del universo DC. Acaba de hacerse público en los cómics, concretamente en el número 22 de Suicide Squad. En ese volumen, la infame jefa del Escuadrón Suicida, Amanda Waller, encarga a su equipo que apresen dos nuevos metahumanos: Batman y Killer Frost.

No es la primera vez que califican a Batman como metahumano (el término que usan en el universo DC para referirse a las personas con habilidades sobrehumanas), pero esta vez es diferente. En la reciente serie Dark Days, DC revela que Batman hizo algo más que recuperarse de sus heridas después de que lo trataran con dionesium.

El dionesium es una sustancia química empleada por un sirviente de Darkseid para crear esbirros inmortales. Es la sustancia, de hecho, que otorga los poderes regenerativos al Pozo de Lazarus de la Liga de asesinos, y también lo que hace inmortales a villanos como Ras-Al-Ghul y Vandal Savage. Se dice que el dionesium está elaborado a su vez con Metal Nth, un elemento de origen extraterrestre que, por ejemplo, otorgó al Hombre y la mujer halcón su poder de reencarnarse una y otra vez.

El caso es que Batman fue tratado con dionesium y ahora exhibe fuerza y velocidad aumentadas, aunque no tanto como la de personajes como Aquaman o Wonder Woman. También parece tener un factor de curación inusitadamente potente. De momento no está claro si el contacto con el metal le ha dado más superpoderes, pero se cree que DC tiene preparadas sorpresas en este sentido. Las veremos en el próximo evento Dark Knights: Metal.

Después de 75 años combatiendo el crimen en Gotham, parece que DC ha tomado el camino más corto para revitalizar al personaje. 




Ingeniosos carteles de baños del mundo







¡Cómo no amar los video juegos!







Humor contestado







Las arañas mas aterradoras del planeta

Prácticamente todas las arañas son carnívoras (se alimentan de grillos, cucarachas, moscas, pájaros y vertebrados pequeños...), pero existen algunas -muy pocas, eso sí- especies herbívoras (como la saltarina Bagheera kiplingi, una araña de Centroamérica que solo come plantas). Los científicos están convencidos de que aún quedan especies asombrosas por descubrir. Por el momento, se conocen aproximadamente 43.000 tipos de arañas en todo el mundo y solo en Australia existen más de 4.000 especies de arañas.


Aunque hay personas que sufren de aracnofobia, lo más llamativo de todo es que a pesar del pánico que pueda provocarnos verlas, las arañas consideradas como más aterradoras son inofensivas para el ser humano. De hecho, se dan más casos de heridas causadas por reacciones de miedo ante la visión de una de estas arañas que por picaduras de araña.

Un curioso estudio publicado en 2012 en la revista The Science of Nature, reveló que si todas las arañas del planeta se coordinaran y comenzaran a comerse a los seres humanos, tardarían menos de un año en hacerlo e incluso pasarían hambre, pues entre todas comen el equivalente a 400-800 millones de toneladas al año en presas.

Fuera de suposiciones, si tuviéramos que destacar una araña por su picadura mortal esta sería sin duda la araña Atrax robustus. Esta araña australiana, conocida también como araña de Sídney, es una de las arañas con la picadura más potente del mundo, pues sus colmillos son incluso capaces de atravesar un zapato humano. La araña bananera (Phoneutria nigriventer) es otra de las que destaca por su veneno letal. Es agresiva, grande (ocupa la palma de la mano), rápida y tan venenosa que la cantidad de veneno necesario para matar a un ratón de 20 gramos es de apenas 6 microgramos por vía intravenosa. Para algunos científicos, es la araña más tóxica del mundo. Para otros, un espécimen peculiar, pues en los hombres provoca un efecto secundario un tanto curioso: la toxina produce una erección de 4 horas mínimo de duración; eso sí, es dolorosa y puede conducir a males mayores si no recibe tratamiento.

Sin embargo, las arañas que vamos a ver hoy destacan no tanto por su toxicidad, sino por su aspecto. Un solo vistazo a estas arañas –con aumento, pues la mayoría son de nimio tamaño-, hará que te sorprendas una vez más de las maravillosas criaturas que podemos encontrar en la naturaleza.

Araña elefante (Maratus elephans)

Dentro de la especie de la especie de arañas pavo real -consideradas de las más bonitas gracias a sus vistosos colores y al baile que los machos realizan para llamar la atención de las hembras-, en 2015 un equipo de científicos de la Universidad de California en Berkeley (EE. UU) presentó el descubrimiento en Australia de varios ejemplares no conocidos. Entre ellos se encuentra la bautizada como araña elefante, hallada en Sídney por el fotógrafo Jürgen Otto, que presenta en las solapas traseras de su cuerpo lo que parece ser la silueta de un elefante. Se trata de una araña muy pequeña, apenas unos 3-5 milímetros, por lo que es necesario el uso de una lupa o una lente potente para percibir su particular belleza. Es curioso que cuando la araña no lleva a cabo el cortejo, dobla su zona corporal de exhibición cerca de su abdomen.

Araña cara de ogro

El género más común de la familia de las Deinopidae es el Deinopis. Estas criaturas son conocidas como arañas cara de ogro precisamente porque presentan unos grandes ojos que recuerdan a esta criatura mitológica. Las arañas cara de ogro o arañas gladiadoras se encuentran en todas las regiones tropicales y subtropicales del mundo, sobre todo en Sudamérica, África y Oceanía principalmente. Miden unos 2 centímetros y tienen fundamentalmente hábitos nocturnos. Sus llamativos ojos les sirven para ver mejor en la oscuridad. Como curiosidad, para cazar a sus presas tejen una especie de red entre sus patas y esperan a que esté a una distancia adecuada para echarse encima de la presa atrapando a su víctima con la red, al igual que los gladiadores romanos reciarios, los luchadores de la red.

Araña cazadora gigante

La araña cazadora gigante (Heteropoda maxima) es la araña con patas más grande del mundo. Para que nos hagamos una idea, su longitud puede llegar hasta 30 centímetros. El motivo por el que es capaz de crecer hasta tan magno tamaño es un misterio para los científicos.

Con un aspecto similar al de un cangrejo, estas arañas suelen esconderse en cuevas, de ahí que su crecimiento sea lento pero contundente (las presas escasean en el exterior). Se alimenta de ranas y grillos. Habita únicamente en Laos.

Araña Goliat come pájaros

Si nos fijamos en sus piernas, la araña goliat come pájaros es la segunda araña más grande del mundo. Sus patas pueden abarcar un pie humano completo y hace un extraño ruido al moverse debido a su tamaño, una especie de sonido metálico como si de los cascos de un caballo se tratara. Esta colosal araña puede matar a un pequeño mamífero, inyectando un veneno a través de sus colmillos.

Les encanta el pelo limpio: 10 curiosidades de los piojos

Así son estos bichos que atacan a uno de cada diez niños y solo tienen un alimento: la sangre humana.
  • Las orejas y las nucas les pierden Ni todo el monte es orégano ni toda la cabeza es igual para los piojos. Estos insectos de seis patas muestran una clara preferencia por la nuca, donde el pelo suele ser más largo. Y acostumbran a depositar sus huevos detrás de las orejas. Concretamente, a uno o dos milímetros del cuero cabelludo, donde se mantienen calentitos. Para evitar que los huevos se desprendan, sus madres producen una especie de cola pegajosa. Las larvas nacen en un plazo de siete a once días.
  • Pasan de los adultos Normalmente, las infestaciones ocurren entre los tres y los diez años de edad. A partir de ese momento, aumenta mucho la producción de sebo en el pelo, una sustancia grasa que los piojos detestan. De ahí que apenas se den casos entre los adultos. Otro enemigo declarado de estos parásitos son los tintes capilares, sobre todo los que contienen amoniaco.
  • Cuesta quitárselos de encima Lo mejor es optar por un tratamiento combinado. Es decir, eliminar los piojos y sus huevos con peines especiales y aplicar también productos químicos. Hasta hace poco, los champús y lociones contenían piretrinas, un insecticida que puede ser ineficaz en caso de que los piojos se hayan vuelto resistentes, algo cada vez más frecuente. De ahí que hayan empezado a ganar puntos los tratamientos con dimeticona, una especie de silicona que tapona los orificios a través de los que respira el piojo, causándole asfixia y deshidratación. Un efecto similar al que buscaban nuestras abuelas al untar el pelo con mayonesa, pero más eficaz.
  • De profesión, asesinos de piojos Tanto en Estados Unidos como en Europa, han surgido empresas exterminadoras de piojos, como The Hairforce. Sus operarios libran la batalla contra los parásitos usando una potente miniaspiradora para extraer la mayor cantidad de insectos posible. A continuación, lanzan chorros de aire caliente sobre el cabello para deshidratar los huevos. Y terminan aplicando un acondicionador de pelo y retirando los huevos que quedan con un peine especial.
  • Los hay de tres tipos Además de los de la cabeza –Pediculus humanus capitis–, los humanos son vulnerables a otros dos ftirápteros. Por un lado, los piojos corporales –Pediculus humanus corporis–, que pertenecen a la misma especie y suelen vivir en la ropa, las sábanas y las toallas. Ponen sus huevos en las fibras textiles y solo se trasladan temporalmente a la piel para alimentarse. A ellos se les suman los piojos púbicos, Pthirus pubis, que según estudios recientes nos contagiaron los gorilas hace varios millones de años, quizá por dormir en los mismos nidos o alimentarnos de su carne. Por lo general, se encuentran adheridos al pelo del área púbica, aunque también pueden colonizar el vello de cejas, pestañas, barba, bigote o axilas. Se transmiten durante el contacto sexual.
  • Ayudan a la ciencia Conocer los patrones de migración de nuestra especie es más fácil con la colaboración de estos parásitos. Sin ir más lejos, los piojos han permitido a los científicos descubrir que los seres humanos empezamos a llevar ropa hace 170.000 años, bastante antes de dejar atrás África para emigrar a climas más fríos y latitudes más altas. Esta fecha sería imposible de determinar a partir de rastros arqueológicos, ya que es difícil que un tejido no se desintegre en un lapso de tiempo tan extenso.
  • Los dinosaurios también los sufrieron A los dinosaurios también les traían de cabeza. Según apunta un reciente estudio de la Universidad de Illinois (EE. UU.), posiblemente estos grandes reptiles fueron los primeros seres vivos en soportar sus picores. Tras estudiar los genes de 69 piojos que afectan a distintos mamíferos y animales modernos, Vincent Smith y sus colegas llegaron a la conclusión de que empezaron a diversificarse antes de la extinción de los dinosaurios. "Los piojos son como fósiles vivos; el registro de nuestro pasado está escrito en ellos, y ayudan a reconstruir la historia evolutiva de sus hospedadores", defienden estos científicos.
  • No saltan A diferencia de las pulgas, los piojos no se desplazan de un lado a otro dando brincos. Tampoco saben volar. Ni siquiera se defienden nadando. Eso sí, caminan bastante rápido, a unos 30 centímetros por minuto sobre pelo seco. Así las cosas, el único modo posible de contagio es que, mientras juegan unos niños con otros, sus pelos entren en contacto. O que compartan cepillos, peines, gomillas y gorras. Además de juntar las cabezas al hacerse selfis con el móvil, una práctica que, según los dermatólogos, ha aumentado el contagio entre adolescentes en los últimos años.
  • El pelo limpio les encanta Porque su objetivo no es la suciedad, sino la sangre. Es más, parece que prefieren el cabello limpio al sucio, y el liso al rizado. Los piojos localizan las venas del cuero cabelludo, las perforan y succionan la sangre, no sin verter antes un poco de saliva para impedir que se coagule. Como consecuencia, la víctima empieza a percibir un fuerte picor que nada tiene que ver con falta de higiene. Por lo tanto, lavarles la cabeza con insistencia a los críos no evita que se contagien.
  • Una sola cópula y a propagarse Estos parásitos se aparean una vez. Pero resulta una cópula muy eficaz, ya que la hembra almacena el esperma en su cuerpo y lo usa para producir huevos cada día de su vida, que normalmente dura un mes. Suelen poner de cinco a diez huevos diarios.


Creativo, inestable, neurótico: Así es Donald Trump según sus Tuits

Para nadie es un secreto que el presidente Donald Trump está obsesionado con Twitter. Es habitual verle publicando mensajes y diatribas desde primera hora de la mañana y a las horas más intempestivas de la noche. Su frenética actividad en esta red social ha llevado a un grupo de analistas a revisar todos los tuits del presidente, y su estudio arroja unas cuantas interesantes conclusiones. Los textos del empresario metido a político muestran que Donald J. Trump es un tipo creativo y competitivo al que le encanta saltarse las normas. También revelan sus tendencias neuróticas. Este análisis sobre lo que su actividad tuitera dice sobre los rasgos de su personalidad y sus implicaciones en el liderazgo político ha sido publicado en el Springer's Journal Small Business Economics.

Desde que Trump se dio de alta en Twitter en 2009 hasta mayo de 2017, el actual presidente de Estados Unidos ha publicado más de 35.000 tuits, lo que supone una media de unos doce por día. Con 30 millones de followers, es el segundo político más seguido del mundo por detrás de su precursor en el cargo Barack Obama, quien tuitea una media de cuatro mensajes diarios. Los investigadores que han llevado a cabo el estudio, Martin Obschonka, del Centro Australiano de Investigación del Emprendimiento de la Universidad de Tecnología de Queensland, y Christian Fisch, de la Universidad Trier de Alemania, analizaron los aspectos de la personalidad de Trump que salen a la luz en el lenguaje que empleó en 3.200 tuits en octubre de 2016, poco antes de convertirse en presidente. Para ello usaron un software de evaluación lingüística y análisis de textos desde un punto de vista psicológico. La personalidad online del presidente y su léxico fueron comparados con los de otros 150 famosos e influyentes líderes y empresarios como Eric Schmidt (Google), Meg Whitman (HP), Tim Cook (Apple), Elon Musk (Tesla), Michael Dell (Dell) o Jeff Bezos (Amazon), que no pertenecen a la escena política. Los resultados mostraron que Trump es un tipo característico de individuo con fuertes rasgos de lo que se llama personalidad schumpeteriana, típica de los emprendedores exitosos.

Este arquetipo debe su nombre a Joseph Schumpeter (1883-1950), un destacado economista austriaco-estadounidense, que fue ministro de Finanzas en Austria (1919-1920) y profesor de la Universidad de Harvard desde 1932 hasta su muerte. Destacó por sus investigaciones sobre el ciclo económico y por sus teorías sobre la importancia vital del empresario y su papel clave a la hora de innovar y determinar el aumento o disminución de la prosperidad. Schumpeter acuñó el concepto de destrucción creativa como forma de describir el proceso de transformación que acompaña a las innovaciones. La personalidad schumpeteriana es creativa, propensa a los cambios y a romper las reglas.

Los análisis también muestran que Trump tiene tendencias neuróticas y una capacidad muy escasa de experimentar bienestar. Según Obschonka, "este último rasgo es más bien atípico para un emprendedor, una actividad que requiere, además de optimismo y estabilidad emocional, capacidad de aumentar el grado de felicidad en función de la utilidad". "Aunque hay que decir que el temperamento neurótico no tiene por qué ser solo negativo, ya que puede estimular la competitividad. Parece que su alto grado de neurosis opera como un elemento motivador para el éxito de Trump en sus proyectos como empresario, así como en su rol como líder político", dice Fisch, quien añade que "si el ser diferente, el distinguirse socialmente, es un rasgo preponderante de la personalidad emprendedora, lo vemos claramente reflejado en el inusual perfil psicológico de Trump. Muchos expertos creen que los empresarios exitosos no solo intentan ser diferentes; realmente son diferentes". Los investigadores apuntan que poseer estos rasgos puede ser ventajoso a la hora de dirigir una empresa, pero que liderar una compañía no es lo mismo que gobernar un país.

Curiosamente, hace dos meses, el portal de juego online Casino.org hizo un análisis textual titulado Triggering Trump (Trump el pistolero) de 30.000 tuits del presidente estadounidense. El informe se centraba en los objetivos favoritos a los que Trump lanzaba sus dardos, que resultaron ser The New York Times (atacado en un 11 % de los tuits desde octubre de 2016) y la CNN (a la que dirigió casi el 20% de sus mensajes en los primeros meses de 2017). En la lista no podía faltar el expresidente Obama, con quien Trump parece estar obsesionado, ya que el magnate mencionó a su antecesor en más de mil tuits durante los últimos seis años. Entre otras lindezas, Trump acusaba a Obama de no ser un verdadero ciudadano estadounidense y de que se pasa “demasiado tiempo jugando al golf”.




Hablarte en tercera persona reduce el estrés y las emociones negativas

Hablarte en tercera persona, te puede ayudar a mantener tus emociones bajo control, basado en una investigación que tiene como objetivo encontrar formas simples y efectivas de reducir el impacto del estrés y otros sentimientos negativos.


El estudio encontró que unas pocas palabras en silencio sobre ti en tercera persona utilizan el mismo esfuerzo mental como hablar de un “yo”, pero es mucho más eficaz para mantener las emociones equilibradas.

De acuerdo con el equipo de la Universidad Estatal de Michigan, todo se trata de obtener algo de perspectiva y verse a sí mismo como alguien más podría verte. En otras palabras, realizar ese cambio mental puede evitar cambios de humor más extremos.

"En esencia, pensamos que referirse a ti mismo en tercera persona lleva a la gente a pensar en sí mismos más similar a cómo piensan acerca de los demás, y se puede ver pruebas para ello en el cerebro", explicó uno de los investigadores, el psicólogo Jason Moser.

Eso ayuda a las personas a obtener un poco de distancia psicológica de sus experiencias, que a menudo puede ser útil para regular las emociones.

Durante el estudio, científicos descubrieron que la autoexpresión en tercera persona condujo a una menor actividad en las regiones del cerebro relacionadas con referencias emocionales personalmente dolorosas, alrededor de la corteza prefrontal medial.

Los autores del estudio aseguran que se requiere un estudio más profundo para establecer un vínculo más claro entre hablar a sí mismo en tercera persona y la regulación emocional, pero los primeros signos son buenos: conseguir que la gente hable consigo mismo de cierta manera no requiere equipo costoso, ni una formación especializada.



Convierten a los ratones en "bestias feroces"

Defender el territorio es un comportamiento casi instintivo en los animales. 
Algunos lo marcan incluso con su propia orina. Pero, ¿es posible inducir el comportamiento violento en esas criaturas? Un nuevo experimento realizado por investigadores del Stanford University Medical Center parece demostrar que si.

Los autores del estudio manipularon en los cerebros de un grupo de ratones, las neuronas vinculadas al sentimiento territorial. Dichas neuronas se encuentran situadas en una región conocida como hipotálamo ventromedial. Y el resultado de su estimulación, fue que los cobayas se convirtieron en animales muy feroces que atacaban a cualquiera que estuviese cerca. Incluso, aunque fueran hembras, algo que no es habitual entre los roedores.

Pero hubo una excepción. Algunos ratones fueron sacados de su jaula habitual y puestos a vivir en la de otros ejemplares. Pues bien, estos ratones introducidos en jaulas ajenas, no se volvían violentos, aunque les manipularan dichas neuronas. Era como si supieran que eran invitados en casa ajena y que, por tanto, tenían que comportarse.

Los investigadores no tardaron en descubrir que ese comportamiento se debía a que los ratones eran capaces de olfatear las feromonas de los dueños de la jaula. Pero, en cuanto les manipularon para anularles esa capacidad olfativa, se volvieron tan violentos como el resto, sin importarles que estuvieran en una jaula que no era la suya.




¿Por qué defiendes tanto un argumento a pesar de estar equivocado?

Tu relación con la religión puede tener la respuesta. Aquellas personas con un dogmatismo más fuerte poseen una mayor confianza en sus creencias, incluso cuando están equivocados.

Según un estudio publicado en “Journal of Religion and Health” (Revista de Religión y Salud) la forma en la que vives tu religión, creas o no en algo, hará que te muestres mucho más o menos firme en tus ideales frente a otras situaciones de tu vida cotidiana. Por ejemplo, un dogmatismo alto, sigas o no a una religión, hará que te aferres a una verdad de tal forma que ninguna investigación científica, ni ningún experto en la materia harán que pienses lo contrario a lo que crees.

En el extremo opuesto están quienes muestran un dogmatismo más pobre. Ellos son los que se muestran más habilidades para usar un razonamiento crítico y a cuestionarse más preguntas sobre un tema. Pero la preocupación en la moralidad de sus acciones hace que los religiosos y los nos religiosos funcionen de diferente manera.

Uno de los autores del proyecto, el doctorado en comportamiento organizacional de la Universidad Case Western Reserve, Jared Friedman sugiere que “los individuos religiosos pueden aferrarse a ciertas creencias, especialmente aquellas que están reñidas al razonamiento analítico, porque estas se encuentran en consonancia con sus sentimientos morales”. De esta forma, esta resonancia emocional ayuda a las personas religiosas a sentirse más seguras. Cuanta más corrección moral ven en algo, más se reafirman en su pensamiento. En contraste, las preocupaciones por la moralidad harán que las personas no religiosas, por ejemplo, se sientan menos seguras.

Conclusiones
Conocer de lleno esta forma de comportarse puede ayudar a saber cómo comunicarse de manera eficaz con los extremos de ambas creencias. Según los investigadores, apelar a la preocupación moral de un dogmatismo religioso y a la lógica no emocional de un dogmatismo antirreligioso puede aumentar las posibilidades de que nuestro mensaje llegue a ellos.

Esta es una de las conclusiones a las que ha llegado el equipo que lleva el estudio que ha encuestado a más de 900 personas sobre su forma de pensar, relacionado con la religión que profesa. Tal es el choque entre lo que uno puede pensar y lo que su religión le dice que piense, que los autores consideran que se demuestra que existen dos redes cerebrales en constante lucha: una para la empatía y otra para el pensamiento analítico. Sea como sea tu dogmatismo, gobernará una u otra forma de analizar todo lo que sucede a tu alrededor.
A pesar de que se han centrado en la religión, apuntan que los resultados son extrapolables a otros ámbitos donde hay un dogmatismo fuerte, como es la política o los hábitos alimenticios.



¿Qué es la "parálisis de Bell"?

La famosa actriz Angelina Jolie ha confesado en una entrevista concedida a la revista Vanity Fair, que varios meses después de separarse de Brad Pitt, le diagnosticaron una enfermedad conocida como parálisis de Bell.


El cirujano escocés Sir Charles Bell fue el primero en describir (en el siglo XIX) esta dolencia considerada como una enfermedad rara. En esencia, consiste en una parálisis facial provocada por una afección de alguna de las dos fibras (la que corre por el lado derecho de la cara, o la del izquierdo) del nervio facial. Eso significa que la parálisis solo se manifiesta en uno de los dos lados del rostro del paciente.

El problema es que el nervio facial controla prácticamente todos los movimientos del rostro, incluido el parpadeo. Por eso, la persona que sufre este desorden muestra el párpado y la comisura de la boca caídos en el lado afectado.

La parálisis se va haciendo más aguda a partir de las 48 horas de comenzar manifestarse. La buena noticia es que se trata de una situación temporal, y suele remitir pasados siete meses desde su inicio (y en algunos casos incluso más rápido). De hecho, el 70% de los pacientes se recupera por completo.

Pero, ¿qué es lo que la provoca? Lo cierto es que las causas no están del todo claras. Se ha comprobado que en muchos casos tiene un origen vírico, y que la pueden sufrir algunos pacientes como consecuencia de un simple resfriado. Pero este desorden también se manifiesta en algunas personas que acaban de sufrir un accidente, de someterse a una intervención quirúrgica, o de atravesar por una situación traumática.

Afortunadamente, en el caso de la actriz, aunque aún no está del todo recuperada, asegura que ya ha experimentado una notable mejoría.






Primeros embriones humanos tratados genéticamente en EEUU

Unos años atrás, científicos chinos realizaron la primera edición genética de embriones humanos mediante la técnica CRISPR. Fue el primero realizado en dicho país, pero no el último.


Ahora, un equipo de la Universidad de Oregón, liderado por Shoukhrat Mitalipov, habría logrado un avance similar: modificar el ADN de un gran número de embriones mediante la misma técnica.

Aunque aún está pendiente de publicación, colaboradores de otras universidades han asegurado que el experimento se ha llevado a cabo con éxito.

El éxito de Mitalipov, ya conocido por clonar embriones humanos para obtener células madre en 2013, se ha llevado tantas portadas debido a que ha sobrepasado a los ensayos anteriores tanto en el número de embriones editados, como en la capacidad de demostrar la posibilidad de corregir genes defectuosos de modo relativamente seguro.

Los embriones modificados no estaban destinados a implantarse y solo sobrevivieron un par de días. El objetivo era demostrar que es posible reemplazar los genes que provocan enfermedades hereditarias. La ventaja del uso de CRISPR es que la modificación realizada no solo afecta al embrión, sino que se trata de ingeniería de línea germinal: los cambios se transmiten a las generaciones posteriores también.

¿Cuál es el problema? Primero, estamos hablando de una técnica relativamente reciente que aún presenta fallos, como los efectos en cadena que puede provocar un cambio muy sencillo.

También abre las puertas a conflictos éticos relacionados con los bebés de diseño. De hecho, en febrero de 2016, un informe elaborado por el Comité de Inteligencia del Senado de Estados Unidos y firmado por James R. Clapper, director de Inteligencia Nacional, ubicaba, en la página 13, a las técnicas de edición genética en el apartado de Armas de Destrucción Masiva, junto a la guerra química en Irán y Siria, la violación de tratados de armas nucleares de Rusia y la carrera armamentística de Corea del Norte.





Los viajes astrales son provocados por los oídos

Un grupo de científicos descubre que sufrir de mareos o tener dolencias en el oído pueden ser factores determinantes para sentir la sensación de que sales de tu cuerpo.

La espiritualidad y el misticismo que rodean a este tipo de experiencias extracorpóreas pueden tener una explicación científica. Según un nuevo estudio de la Universidad de Aix-Marseille de Francia, la gente que siente de forma habitual este tipo de sensaciones fuera de su cuerpo empezaron a tenerlas una vez fueron diagnosticadas con episodios recurrentes de mareos.

La sensación entre quienes las han vivido difiere en muchos factores, pero todos coinciden en que sienten flotar por encima de su cuerpo en un estado lúcido del sueño. Estas descripciones son muy parecidas en aquellas personas que han tenido una experiencia cercana a la muerte o un trauma físico extremo.

Para poder llegar a esta conclusión evaluaron a 210 pacientes que sufrían mareos y a otros 210 que no habían padecido ninguno de estos síntomas. Del primer grupo, un 14% dijo haber vivido experiencias extra corpóreas, mientras que entre los participantes sanos, solo se detecto un 5% de casos. Otro punto interesante que resaltan los investigadores es que quienes han vivido historias de este tipo, también habían sido diagnosticados en alguna ocasión con depresión, ansiedad, despersonalización o migrañas.

Tras estos resultados, el equipo encargado del estudio se aventura a dar con una razón. Se cree que el sistema vestibular del oído interno, encargado de controlar el equilibrio y los movimientos oculares, puede ser el causante de esa sensación. Si se ve afectado, pueden causar síntomas como mareos, sensación de torbellino de flotar, aturdimiento…

Aunque las razones detrás de este vínculo no están claras, los investigadores encuentran una correlación interesante entre ambos que esperan sirva para seguir estudiando sobre el tema.