domingo, 25 de diciembre de 2016

¡Le hubiesen conseguido un cajón mas elegante!, y otras imágenes divertidas







Divertidos tuits con "sabios" consejos para padres







¿Sabes por qué en Starbucks SIEMPRE escriben mal tu nombre?

¿Alguna vez te has preguntado qué le pasa a los empleados de Starbucks que no saben escribir o quizás tienen problemas auditivos? Y es que cada vez que vas a la famosa cafetería, ¡escriben tu nombre mal!

Por ejemplo, ¡¿quién escribe “Vagina” en lugar de “Virginia”?!
Te diré quién: Starbucks


Hoy queremos develar una gran verdad, algo que quizás no sabías: los empleados de la cafetería no son sordos, ¡escriben tu nombre mal a propósito! Y es que seguramente cuando ves tu nombre mal escrito sientes impotencia, frustración y desagrado, ¿cierto? ¿Entonces qué haces? ¡Lo compartes en tus redes sociales!

¡Y eso es justo lo que quieren!

O al menos eso es lo que nos hace creer el comediante Paul Gale en un video que compartió en su canal de YouTube, donde, a modo de parodia, interpreta a un empleado de Starbucks encargado de poner los nombres en las tazas.

Según el comediante, la razón por la que la empresa cafetera más reconocida del mundo escribe mal tu nombre es simple y sencillamente para fastidiar. Y, una vez que han logrado fastidiarte, cumplieron su propósito: estar en tu mente.

Si bien es cierto que el chico del video no trabaja en ningún Starbucks y que el video fue hecho simplemente como sketch, también es cierto que la teoría puede que no esté tan alejada de la realidad como creemos y al final de cuentas no suena tan descabellado.


¿Somos víctimas de una inteligentes y subliminal estrategia de marketing?

"En Navidad nadie come solo"

La Navidad es un tiempo de amor, paz y generosidad. No importa la religión que profeses -si es que profesas alguna-, para todos es una temporada en la que buscamos dar más a los demás, en la que volteamos a ver a los necesitados, aquellos que no son tan afortunados como nosotros. Una época que invita al amor y, sobre todo, al amor por el prójimo.

Eso es lo que demostró el dueño musulmán de un restaurante de comida turca en Londres, cuando unos días antes de Navidad pegó en la vitrina de su restaurante un letrero que no tardó en volverse viral, y es que aunque fue escrito a mano y con mucha sencillez, lo que dice logra capturar la esencia de la época, lo que en realidad debe ser lo importante.

Este es el letrero:


El letrero dice:
“GRATIS
¡Nadie come solo en Navidad!
Estamos aquí para sentarnos contigo.
3 platos para las personas sin hogar
De 12 – 6 pm
Cualquier persona sin hogar o de edad avanzada son bienvenidos

Para empezar:
Sopa y cacik

Plato principal:
Cacerola de pollo
Cacerola vegetariana
Snish de pollo

Postre:
Pudín de arroz”

No nos sorprende que se haya vuelto viral

Miles de personas aplaudieron el noble y desinteresado acto de este hombre. Y es que en medio del caos del tráfico, las compras de último momento, los detalles de la cena, organizarnos con la familia, etcétera… un simple letrero pudo captar la atención del mundo entero a lo que es realmente importante: dar a aquellos que lo necesitan un poco de lo que la vida nos ha dado.



Creo que estos productos no son originales...







Indudablemente no todos tienen habilidades para la cocina...







La navidad es una risa








Jánuca la fiesta judía que este año coincide con Navidad

Este 25 de diciembre, coinciden las celebraciones de Navidad y Jánuca, la fiesta judía de las luces. 

Así, la comunidad judía recuerda la victoria del pueblo de los macabeos, que en el siglo II antes de nuestra era recuperó el Templo de Jerusalén, que había sido tomado por los helenos, el pueblo griego

La "fiesta de las luminarias", como se conoce a la celebración de Jánuca, comenzó ayer 24 con la caída del sol para todo el mundo judío, en coincidencia con la Navidad de los católicos, y se extiende durante los próximos ocho días, hasta el lunes 2 de enero. Desde 2005 no caían en la misma fecha.

Jánuca puede traducirse como "inauguración" y la celebración tiene "dos grandes significados": es la fiesta de las luminarias "porque se celebra encendiendo luces", pero también recuerda la leyenda de una "victoria bélica".

Durante la fiesta de las luminarias se recuerda la victoria del pueblo de los macabeos, que en el siglo II antes de nuestra era recuperó el Templo de Jerusalén, que había sido tomado por los helenos, el pueblo griego.

Según la tradición, en el templo debía haber siete velas siempre encendidas. Al profanar el templo, los griegos apagaron el candelabro y cuando los macabeos entran y quieren encenderlo, se encuentran con que todas la vasijas de aceite, menos una, habían sido profanadas, la que quedaba podía durar sólo un día, pero duró ocho por el milagro de la luz.

En el ritual de Jánuca, que se realiza en las casas y no en las sinagogas, se enciende una luz (vela) cada día, el tradicional candelabro se ubica en la ventana. El ritual establece que al anochecer -que es cuando se inicia el día hebreo- debe prenderse una vela, el segundo día dos, y así sucesivamente hasta llegar a las ocho.

Es costumbre reunirse con familiares o amigos para el encendido de la januquiá e intercambiar presentes. Es costumbre entre los asquenazí que los niños jueguen con un dreidel o sevivon, el cual es un tipo de perinola. También se acostumbra comer levivot o latkes y sufganiot, tortas de patata y bolitas de masa rellenas de mermelada, y otras preparaciones fritas.




Detrás de escenas de algunas películas famosas

The Seven Year Itch (1955)


2001: A Space Odyssey (1968)

Planet of the Apes (1968)

Rebel Without a Cause (1955)

Saving Private Ryan (1998)

Apocalypse Now (1979)

El hombre que salvó la navidad en la primera guerra mundial

Cuando en abril de 1917 los EEUU declararon la guerra a Alemania, una de sus primeras medidas fue una reconversión industrial para destinar recursos a la maquinaria bélica que se había puesto en marcha. A finales de este mismo año, el gobierno estadounidense insistió en este tipo de medidas para recaudar fondos: destinar el dinero de los juguetes navideños en la compra de bonos de guerra (instrumento financiero para financiar la guerra), pero el empresario juguetero Alfred Carlton Gilbert decidió salvar la Navidad para los niños… 

¿Interés o espíritu navideño?
Desde muy joven, Alfred Carlton Gilbert fue un deportista multidisciplinar y un gran aficionado a la magia. Con los espectáculos de magia consiguió pagarse los estudios de medicina en la Universidad de Yale donde siguió practicando diferentes disciplinas deportivas, destacando en el salto con pértiga. El equipo olímpico se fijó en él y lo seleccionó para participar en los Juegos Olímpicos de Londres en 1908, donde consiguió la medalla de oro junto a su compatriota Edward Tiffin Cook, Jr. Cuando se graduó, fundó la Mysto Magic Company en New Haven dedicada a fabricar y vender juegos de magia y juguetes. Amplió el negocio con la apertura de nuevas tiendas de juguetes en otras ciudades, la venta por catálogo y la publicidad en los medios. Pero su gran éxito llegaría en 1911, fijándose en las estructuras de construcción de un puente ferroviario ideó el Erector, un juguete de construcción —tipo Meccano— con piezas metálicas de diferentes tamaños agujereadas, tuercas, tornillos, poleas, engranajes, motores eléctricos… El Erector se presentó y comercializó en 1913 con un gran éxito de ventas y gran aceptación de la opinión pública (“Educativo, instructivo y divertido“). Se convirtió en el juguete más popular de los EEUU y en 1916 la compañía se reestructuró y pasó a denominarse AC Gilbert Company.

Los escasos recursos y las limitaciones de producción impuestas por la declaración de guerra obligaron a destinar parte de sus instalaciones a la producción de material bélico. Cuando el gobierno de los EEUU planteó la posibilidad de emplear la totalidad de las instalaciones de las fábricas de juguetes para el material bélico y aconsejó destinar el dinero de los juguetes que traía Santa en la compra de bonos de guerra, Alfred Carlton Gilbert, como presidente de la Asociación de Fabricantes de Juguetes, solicitó audiencia con el Consejo de Defensa Nacional… tenía 15 minutos para salvar la Navidad. Llegó junto a varios colaboradores y cada uno de ellos llevaba un kit de Erector. Mientras sus colaboradores montaban puentes, barcos o aviones, Gilbert comenzó un discurso en favor de los juguetes intercalando frases rotundas:

  • La mayor influencia en la vida de un niño son sus juguetes.
  • Los juguetes inician a los niños en el camino de la construcción y no la destrucción.
  • Nuestros soldados son los mejores tiradores en los campos de batalla de Francia porque les dimos rifles de aire comprimido cuando eran niños (¿?)

El caso es que el discurso caló entre los miembros del Consejo de Defensa Nacional, de hecho terminaron ellos mismos jugando con el Erector, y concluyeron que los niños estadounidenses tendrían juguetes por Navidad. Al día siguiente, la prensa calificó a Alfred Carlton Gilbert como: “Man who saved Christmas for the children” (El hombre que salvó la Navidad para los niños). Otro tema es si lo hizo por su propio interés o por el llamado “espíritu navideño”.



17 inventos que, si bien no son imprescindibles, son geniales

Todo tipo de aparatos y dispositivos llegan cada día al mercado y se hacen parte de nuestra vida para hacerla más comoda en cualquier lugar: la cocina, la oficina, el dormitorio o incluso al volante,

Este aparato para cortar las sandías y los melones.

Muro de escalada para piscina

Tostador portátil

Maquina portátil para cocer huevos

Cuna para niños con silla incorporada

Dos en uno: vaso para shots y para cerveza.