lunes, 6 de abril de 2015

Así eran las (feas) mujeres del harén del "Sha" Iraní en el Siglo 19.

Cada época tiene sus cánones de belleza y estética, y algunos gustos y hábitos de antaño nos pueden parecer sorprendentes en la actualidad. Tal es el caso de las mujeres que nutrían el harén de Naser al Din Shah Qayar, el sha que gobernó Persia entre 1848 y 1896.


En la década de 1870 en Teherán abrió su estudio fotográfico Antón Sevruguin, un especialista ruso que pronto se convertiría en fotógrafo de la corte del gobernante iraní Naser al Din Shah Qayar. Al monarca le gustaba tomar fotos desde que era un niño y cuando llegó al poder estableció en su palacio de Golestán el primer estudio oficial de fotografía.



El fotógrafo ruso inmortalizó al propio sha, a sus familiares varones, sirvientes y a veces incluso a las mujeres del harén de Naser al Din, que según historiadores albergaba a hasta 100 concubinas.

Anis al Doleh
Algunas de las mujeres del sha llevan unas faldas cortas semejantes a un tutú. Dicen que el monarca persa ordenó confeccionar estas prendas para las integrantes de su harén después de que en 1873 por invitación del zar ruso Alejandro II viajara a San Petersburgo y asistiera a un espectáculo de balé.


El propio sha tomó muchas fotos de sus mujeres, sobre todo de su favorita, Anis al Doleh. Anis era una mujer entrada en carnes, cejijunta y bigotuda, tres signos de belleza en aquella época. Las imágenes se muestran en una de las salas del Palacio de Golestán, situado en el centro de la capital iraní.

Según la siguiente imagen, el sha persa también podría haber sido la primera persona en Irán en sacarse una 'selfie' junto con algunas de sus mujeres. La foto capta el reflejo del grupo en un espejo.


Esta otra foto es obra de Antón Sevruguin, y muestra a una mujer iraní de la segunda mitad del siglo XIX.




Publicar un comentario