miércoles, 16 de agosto de 2017

La hamburguesa, el sexo por la mañana y el hombre elefante

Breve historia de la hamburguesa


El 27 de julio de 1900, en New Heaven, Estados Unidos, surgiría un nuevo alimento cuyo diseño se atribuye al cocinero estadounidense Louis Lessing y que con el tiempo se convertiría en símbolo de la comida estadounidense: rápido de preparar, y de comer sin ensuciarse las manos.

Tuvieron que pasar sin embargo muchos más años antes de que la hamburguesa se convirtiera en lo que es ahora: un filete de carne picada entre dos panes y con una hoja de lechuga u otros vegetales. En un inicio, a pesar de que se hacían populares, la gente siguió prefiriendo la pizza y el pollo frito.

Pero en 1930 Walter Anderson fundó la primera red de cafés donde era servido este plato, por lo que las hamburguesas se hicieron más conocidas y deseadas, luego suprecio disminuyó y ello benefició aún más su fama. El mundo las conoció después que el 15 de mayo de 1940 los hermanos Dick y Mac McDonald abrieran el primer restaurante McDonald's, sobre la Ruta 66, en California.

La calidad nutricional y calórica de este alimento aún causa polémica, a pesar de que al comienzo de los años 30 el bioquímico estadounidense Jesse Francis McClendon realizó un curioso experimento: durante 3 meses mantuvo a un estudiante comiendo únicamente hamburguesas y bebiendo agua. La conclusión de su estudio indicó que esta dieta no hace ningún mal al organismo humano.

La hamburguesa más grande fue preparada el 3 de septiembre de 2010 en Serbia: el filete eran 51 kilos de carne picada entre 29 kilos de pan.

¿El nombre tiene que ver algo con la ciudad de Hamburgo, en Alemania? Sí. Los inmigrantes alemanes habían introducido en el siglo XIX un innovador platillo conocido como "filete estadounidense al estilo Hamburgo", del cual derivaría la nueva preparación.

Sexo mejor que el café


Tener relaciones sexuales durante las primeras horas de la mañana fortalece el sistema inmunitario, lo que conlleva a tener una vida saludable, pues con ello se libera oxitocina, sustancia que aumenta la sensación de bienestar.

Debby Herbenick, investigadora y consejera sexual, afirmó en una entrevista con el diario inglés Daily Mail, que empezar el día teniendo sexo es más saludable que tomar una tazade café. Además las personas están menos propensas a resfriarse, y mejoran la calidad de su cabello, piel y uñas.

"El sexo libera oxitocina, sustancia que nos hace sentir bien y amor hacia la pareja. Tener relaciones sexuales en la mañana ayuda a fortalecer el sistema inmunitario y mejora los niveles de IGA, un anticuerpo que nos protege de las infecciones. Además, libera sustancias que aumentan los niveles de estrógeno, esto ayuda a mejorar la piel y el cabello", aegura la experta en sexualidad humana.

El hombre elefante


En 1980 estuvo en la pantalla de los cines una película, The Elephant Man, que puso sobre la mesa un trastorno muy raro y desconocido entre el público que los médicos identificaban (desde apenas un año antes) como síndrome de Proteus. En el caso de la cinta, se trataba de la vida de Joseph Carey Merrick, un solitario ser que en el siglo XIX vivió en Londres y nos ponía a reflexionar acerca de la dignidad humana.

Ahora científicos del Instituto Nacional de investigaci{on del Genoma Humano identificaron la mutación genética que ocasiona el crecimiento masivo y desproporcionado de huesos y tejidos, con tumores en la mitad del cuerpo, y que dieron origen al 'Hombre Elefante'.

Aunque pudieran ser más se calcula, de acuerdo con registros de la enfermedad, que en los países desarrollaron viven unas 500 personas con el síndrome de Proteus.

Los investigadores estadounidenses, en un estudio que dan a conocer en New England Journal of Medicine, identificaron una mutación en el gen AKT1 como la responsable de activar el crecimiento esporádico del tejido, característico de la enfermedad (hay unaalteración en la capacidad de las células para regular su propio crecimiento).
A diferencia de otras enfermedades causadas por defectos genéticos, en el síndrome de Proteus la variante (no ocurre en todas las células, sino en un subgrupo) sucede de manera espontánea durante el desarrollo embrionario. La intensidad dependen del momento en que la mutación ocurre y la parte del organismo donde se presenta.

En el nacimiento la apariencia de la persona es normal pero en los dos primeros años de vida comienzan a surgir los primeros síntomas; el crecimiento desproporcionado empeora conforme avanza la edad.

Conocer la mutación genética podrá llevar a desarrollar algún fármaco y también tiene implicaciones para la investigación del cáncer (el AKT1 es un oncogén, un gen con el potencial de causar esta enfermedad). Por lo pronto los científicos planean analizar muestras del ADN del esqueleto de Joseph Merrick (es conservado en el Royal London Hospital, donde murió a los 27 años de edad) para comprobar si realmente fue el síndrome de Proteus la causa de su desfiguración.
Publicar un comentario